Vinos caseros artesanales

Bienvenidos a nuestras bodegas artesanales y a las viñas familiares que los crían. El vino casero se cría y se cuida en casa, desde las viñas a la bodeguita; cada día del año, se conversa y se comparte con amigos, se festeja y se brinda. El viajero sabe de ello, y reconoce saberes y sabores y este intercambio a través del turismo, es parte del brindis.
Algunas familias campesinas elaboramos vinos de manera artesanal; en continuidad a la tradición y en respeto a las técnicas heredadas. Los cerros, el clima seco, el sol todo el año, el agua de vertientes y de ríos limpios, la brisa de la noche y las estrellas; son el marco natural ideal para la cría de viñas y la elaboración de vinos. El turista puede visitar las fincas, conocer de cerca y desde adentro, la cultura vitivinícola familiar; compartiendo jornadas enteras junto a las familias que cuidamos las viñas todo el año, y que elaboramos vinos en nuestras pequeñas bodegas. Todos los vinos artesanales que elaboramos las familias, están habilitados bromatológicamente por el Instituto Nacional de Vitivinicultura que, garantiza la seguridad total de nuestros productos.